¿Qué es la Gimnasia para el Cerebro?

Brain Gym ® o Gimnasia para el Cerebro es la marca registrada de un programa educacional y sensoriomotor desarrollado por Paul Dennison,Ph.D.

Está basada en más de 80 años de investigación por terapeutas educacionales, optometristas evolucionistas, y otros especialistas de los campos del movimiento. Su efectivo y revolucionario enfoque hacia la enseñanza, nació de sus antecedentes en la investigación del cerebro y la psicología experimental.

Ya posee muchísimos años de exitosa aplicación en más de 80 países en distintos ámbitos: el crecimiento personal, la educación y en lo laboral. Su trabajo está basado en la comprensión de la interdependencia del movimiento físico, la adquisición del lenguaje y el logro académico.

En Gimnasia para el cerebro se utilizan sencillos y a la vez poderosos ejercicios físicos que activan las distintas dimensiones de la inteligencia estimulando el flujo de información dentro del cerebro y el cuerpo. Mediante el movimiento se realza nuestra habilidad innata para aprender, liberar bloqueos, procesar información y responder a nuestro mundo de una manera efectiva, es decir, nos permite funcionar en nuestro estado óptimo.

¿Quiénes pueden utilizar Gimnasia para el cerebro?

TODOS, desde niños a adultos mayores.

 

Historia de su creador

El Dr.Paul E. Dennison , Director de la Fundación de Edu-K desarrolló el programa de Brain Gym ® o Gimnasia para el cerebro durante mas de 25 años como especialista educacional, inspirándose en un amplio espectro de trabajo novedoso en educación y desarrollo personal.

El Dr.Dennison ha sido un educador durante toda su vida profesional. Su trabajo está basado en la comprensión de la interdependencia del movimiento físico, la adquisición del lenguaje y logros académicos. Este sistema educacional nació de su conocimiento en la psicología. Recibió el premio Phi Delta Kappa por su investigación destacada de la universidad del Sur de California en 1975, otorgándole un doctorado en educación por su investigación en los hechos notables del comienzo de lectura y su relación con habilidades no descubiertas del lenguaje.

La Fundación de Edu-K fue establecida en 1987 en Ventura, California USA. Desde entonces esta organización ha entrenado a miles de profesionales en varios niveles de esta técnica para facilitar el programa de Brain Gym ® mundialmente. Este trabajo se está aplicando ampliamente en África, Australia, Canadá, Europa, Nueva Zelanda, Rusia, Sudamérica, Asia y USA.


¿Cómo se puede experimentar?

A través:

De sesiones de equilibrio en forma individual, donde se trabaja con metas para lograr un objetivo que deseemos o desarrollar un potencial en el cual nos sentimos limitados, entre otras cosas. (Consultoría)

Del aprendizaje de la técnica dictado por instructores certificados y con licencia para ello.

Mediante el uso de Gimnasia para el cerebro se crean nuevos caminos neuronales y de esta manera la persona que lo experimenta tiene nuevos patrones de respuesta a medida que va adquiriendo un sentimiento de facilidad natural en relación al tema.

Los temas a tratar son infinitos y dependen de cada persona. Desde temas de dislexia, hiperactividad, dificultades en la lectura, escritura, comunicación, estrés frente a los exámenes, problemas motores entre otros, cualquier asunto a resolver desde la vida escolar a la cotidiana.
 

Artículo:

BRAIN GYM® (GIMNASIA CEREBRAL)

A través de sencillos ejercicios que integran distintas partes del cerebro, se pueden resolver problemas como la dislexia, hiperactividad, deficit de atención y mejorar habilidades como la concetración, organización, lectura o escritura, etc...

También es útil para resolver problemas emocionales y aumentar la eficacia en todos aquellos campos que uno desee, como mayor rendimiento en el trabajo, facilidad en los estudios, agilidad en deportes, mejora del ritmo, de la visión, de la coordinación, etc... . Es un método simple y eficaz, dirigido tanto a niños como a adultos, aplicable a todos los ámbitos cotidianos.

Cada una de las actividades que ahora tenemos por automáticas fueron en su día tareas difíciles que tuvimos que aprender. Aprender es una actividad diaria y para toda la vida.

A cada edad o en cada situación, nos corresponde aprender algo nuevo:

Aprender a leer, a sumar, a estudiar, a lavarnos los dientes, a montar en bicicleta, a utilizar un ordenador, a aprender a organizar a las 12 personas que están a tu cargo, a delegar, a exponer trabajos, a hablar en público, a decir que no, a hacerte respetar, a…. una lista interminable. Cualquier actividad es una habilidad aprendida, desde conducir un coche, caminar, freír un huevo, dirigir un sector de una empresa o comunicarte con tu pareja. Pero para muchas de estas cosas no hay universidad, ni escuelas. Son cosas del día a día. Unas, no sabemos por qué, nos salen bien, otras, sin embargo, nos traen de cabeza y hacen que algunas situaciones diarias se conviertan en problemas.

La causa de que algunos de estas cosas sean fáciles o innatas en nosotros y otras no, se encuentra en ese maravilloso órgano que llamamos cerebro. En él tienen lugar millones de procesos al mismo tiempo que se encargan de dirigir y regular todo nuestro funcionamiento tanto físico, como emocional y mental. Algunas veces, debido a las situaciones que vivimos, nuestros miedos, nuestras capacidades, etc… pueden crearnos bloqueos en nuestro propio sistema que hacen que el aprendizaje se convierta en algo difícil y desagradable.

A grandes rasgos, el proceso del aprendizaje es una conexión neuronal. En realidad, una conexión neuronal tras otra, que hacen posible que el pensar una acción acabe transformándose en la realización de la misma.

La primera vez que un bebé intenta llevarse una cuchara a la boca ésta probablemente acabe en uno ojo. Aún así, por primera vez se ha creado un “camino” neuronal que conecta la idea de cuchara en boca con el movimiento realizado. Este camino neuronal ha de unir habilidades oculo-manuales, para ver y coger la cuchara; motrices, para mover la cuchara en el espacio cercano; de equilibrio, para encontrar la línea central y la boca, etc… Cada vez que el bebé realiza la acción, un grupo de neuronas se une al camino, reforzándolo y cubriendo todas aquellas conexiones necesarias. Tras unos cuantos intentos, el camino pasará a ser de un simple hilo a una gruesa unión y la conexión neuronal estará fuertemente reforzada. Es entonces cuando la habilidad pasa de ser aprendida a ser automática. Algo que para nosotros es tan fácil y cotidiano como leer o conducir fue, en su momento, algo complicado. Pero hoy es fácil y automático.

Esa es la finalidad de la Gimnasia Cerebral, el hacer de cualquier habilidad una acción refleja y automática.

Paul Dennison y su mujer Gail, psicólogos educacionales norteamericanos, crearon una serie de ejercicios basados en movimientos corporales destinados a crear las conexiones neuronales necesarias para aprender una habilidad potenciando así el aprendizaje. A estos ejercicios los denominaron Brain Gym ® - Gimnasia Cerebral.
Para entender como funcionan estos ejercicios necesitamos conocer de forma sencilla el funcionamiento del cerebro. Éste se puede explicar desde diferentes teorías y Gimnasia cerebral lo hace desde la teoría del cerebro triuno, desarrollada por Paul McLean, neurofisiólogo estadounidense, que se basa en el desarrollo evolutivo del cerebro, es decir, en la evolución de este órgano y sus funciones desde los reptiles hasta nosotros, mamíferos inteligentes.

Según esta teoría, el cerebro está divido en tres partes o dimensiones, cada una con distintas funciones. El reptiliano, la parte más antigua del cerebro que controla las reacciones instintivas y las funciones básicas (ritmo cardíaco, respiración, temperatura, etc). El sistema límbico, que aparece con los mamíferos y que regula las emociones, la memoria, las relaciones sociales y sexuales, etc. La última parte en desarrollarse en el cerebro ha sido el neocortex, que nos da la capacidad del pensamiento, tanto racional como creativo. Gracias a él somos capaces de escribir, hablar, leer, inventar, crear y realizar aquellas actividades que requieran destrezas.

Estas tres dimensiones son interdependientes. Los sentidos captan el exterior y envían la información al cerebro. Esta información llega primero al reptiliano, que la filtra y, si no la percibe como un peligro, la pasa al sistema límbico. Aquí se asocian las emociones y memorias pertinentes y entonces es cuando la información llega al neocortex y se crea un pensamiento lógico y creativo. Pero cuando una situación la percibimos como una amenaza, la reacción instintiva del cerebro reptiliano es bloquearse, minimizando las capacidades de los dos sistemas siguientes. Esto hace que el bloqueo disminuya la posibilidad de aprendizaje y acción.

Paul Dennison basa la Gimnasia Cerebral en ejercicios que integran las 3 partes del cerebro para hacer que estén equilibradas y en correcto funcionamiento, es decir, evitar que nuestro pensamiento sea demasiado frío y calculador bloqueando las emociones o por el contrario que las emociones nos desborden y no nos permitan pensar con claridad o que ante una situación que nosotros percibimos amenazante nos congelemos.

La práctica de los ejercicios de Gimnasia Cerebral hace que todas las dimensiones esten equilibradas y no haya bloqueos. Así, no nos veremos desbordados por las emociones cuando nos peleamos, porque seremos capaces de equilibrar emociones y pensamiento racional; no nos volveremos fríos y analíticos porque seremos capaces de acceder a memoria y comprensión a la vez; no nos quedaremos bloqueados por sentimientos de miedo al hablar en público, encontrando el acceso a los conocimientos y la espontaneidad con facilidad; nos reencontraremos con nuestra creatividad, facultad muy poco potenciada por nuestras sociedad; mejorarán nuestras capacidades mentales y por tanto la posibilidad de que todo lo que antes parecía o era complicado, se vuelva algo fácil, rápido y sencillo.

Los sencillos y divertidos ejercicios de Gimnasia Cerebral son practicados por personas de todas las edades que quieran aprender cualquier habilidad o resolver problemas que limiten una parte de su vida.

Para niños y jóvenes entre 5 y 25 años les capacita para mejorar la atención, la concentración, la memoria, para integrarse mejor con los compañeros de clase, para mejorar la relación con los padres, tutores, profesores o hermanos, para subir su autoestima y para sentirse mejor con ellos mismos.

Para jóvenes entre 26 y 35 años les ayuda a tener confianza en las entrevistas de trabajo, en hablar en público con soltura y seguridad, en mejorar las relaciones con sus jefes y posibles parejas, mejorar sus capacidades en el trabajo, relacionarse en grupos nuevos con facilidad.

Para adultos entre 36 y 65 años les ayuda en aquellas cuestiones que van surgiendo y que hasta ahora no habían necesitado aprender o que quieren mejorar en algún aspecto de su persona.

Para mayores que el estrés diario les hace mermar sus facultades y quieren recuperarlas o reforzarlas, tales como la motricidad, pérdida de memoria, concentración, alguna ligera dislalia.

Una vez que se ha creado esa conexión que da solución a un problema, el cambio producido por Gimnasia Cerebral es permanente.

 

 

Vea también:

Formación en Gimnasia para el Cerebro (Brain Gym©)
Seminario de Desarrollo Personal y Formación Profesional

Taller Brain Gym© Ayudate a ti mismo
Otra opción de Gimnasia para el Cerebro: de 12 horas